Comprar y vender taladros en España

Cuando comenzamos con www.todotaladros.com las preguntas que nos surgían con más frecuencia eran “¿y a quién le compramos los taladros que queremos vender?. ¿Qué proveedor nos va ayudar con el comienzo del negocio?. ¿Cómo les contamos a nuestros proveedores que teníamos la convicción de que se podía vender herramientas profesionales de una forma diferente en España?.

Comenzamos nuestras pruebas con una tienda en Ebay, seguimos con www.herramientassincable.com y luego vinieron www.todotaladros.com y el resto de nuestras tiendas online.

La mecánica con la que hemos ido evolucionando es muy similar, ya que casi siempre repetimos la misma maniobra: identificar un nicho de mercado y ver si somos capaces de conseguir llegar a él a un precio competitivo.

Han pasado casi cinco años y seguimos creciendo. Cuando empezamos no había apenas proveedores que quisieran trabajar con nosotros. Hoy ellos son parte importante de nuestra capacidad para ser competitivos, pero por el camino hemos tenido que demostrar -además de solvencia económica- una capacidad de llegada a los clientes que permite que ambas partes colaboren.

Muy pronto comenzaremos a trabajar con más fabricantes. Si quieres que estudiemos la posibilidad de vender tu producto en nuestras tiendas, envíanos un correo y te contestaremos muy rápidamente. 

 

Tienes enemigos porque algo estás haciendo bien

Hace unas semanas comentaba con David Bonilla de Otogami que tener enemigos es una muestra de que algo estás haciendo bien en tu mercado, especialmente si tu empresa es muy pequeña, como es nuestro caso.

Es normal que los “incumbentes” tiendan a mantener las cosas como están ya que ellos ya tienen su estructura de negocio acomodada a la realidad en la que viven, pero también es normal que otras empresas, a menudo con menos medios, intenten revolucionar un mercado en el que detectan que hay una oportunidad de negocio haciendo las cosas de forma diferente, condicionados por las peculiares de sus capacidades.

Todo esto se resume en la frase de “quién sólo tiene un martillo piensa que todos los problemas son clavos”. En este caso el player que ya está en el mercado, intentará excluir al novato con todos los medios a su alcance (a martillazos), mientras que el otro jugador, con menos medios, pero probablemente con más cintura intentará “rodear” el problema, ya que normalmente no tendrá medios para chocar con alguien mucho más grande a corto plazo.

El resultado casi siempre es el mismo. El grande tendrá que adaptarse o perder. El cambio tecnológico, el progreso técnico, la evolución de la logística y los cambios legales harán que el modelo de negocio en el que el incumbente se sentía tan cómodo se evapore y al final, si el pequeño sobrevive será porque habrá encontrado la manera de monetizar su ventaja competitiva mientras “todavía” exista. Eso le hará tomar tamaño y llegar a ser competitivo.

Existen muchos ejemplos, pero sobre todo esto aplica a modelos desregulados, donde -de pronto- aparece un competidor como Amazon y pone patas arriba a la distribución de miles de productos que antes sostenía con precios diferentes por regiones. Yo confío en que muy pronto, Otogami será un ejemplo de eso mismo primero en los videojuegos y más tarde en otros mercados.

Le guste o no a los “incumbentes” de este sector en España, el problema no es Otogami comparando precios con otros paises, el problema es que los precios en España no son similares a los de la región comercial en la que vivimos. Y la logística baja de precio cada día. ¿Vas a querer matar al mensajero o a vender fuera de tu mercado?

 

Vender fuera del tiesto

Llevamos más de cuatro años intentando sacar adelante nuestros negocios online, cuatro años en los que en España estamos viviendo una coyuntura complicada, con tasas altas de paro y con la economía en una situación que no favorece ni el crédito a las empresas ni el avance de nuevos proyectos empresariales.

Cuatro años buscándonos la vida y de pronto recibimos pedidos en la misma semana de Francia, Italia, República Checa, Alemania, Mauritania y Polonia. Hasta el punto en que, de golpe, hemos vendido más fuera de España que aquí en la misma semana.

Y cuando esto pasa, sólo queda irse tranquilo a dormir, esperando que mañana las cosas sigan queriendo funcionar así de bien. Esperando que sigamos siendo capaces de demostrar que desde Sada, en La Coruña, desde un pueblo pequeño de sólo 14.000 habitantes, se puede vender fuera del tiesto. Fuera de nuestra ciudad y fuera de nuestro país.