Un equipo

Trabajo en equipo. Pocas cosas más pueden marcar la diferencia en una empresa con miles de empleados y gran cantidad de recursos que la capacidad para generar equipos con confianza, empatía y suficiente automotivación como para ir un paso más allá de lo que se espera.

Se necesita una dirección. Un liderazgo claro que permita que las ideas se conviertan en caminos hacia el mercado y los caminos a mercado en productos de suficiente calidad. Pero también se necesita  un equipo de personas que crean, que confíen en su dirección y que den todo cuanto sean capaces de dar para que las cosas ocurran. No sirve de nada un plan si no se puede ejecutar.

La diferencia entre los que diseñan los planes y los que los trasladan al mercado nunca ha sido tan pequeña. En un mercado competitivo, sólo las empresas que puedan implicar a las personas, delegar responsabilidad a los equipos y acortar los tiempos de llegada al mercado con productos de calidad a un precio competitivo sobrevivirán.

Me encanta el nuevo anuncio de Nike. Representa exactamente eso. Juntos.

Deja un comentario