Si funciona no lo arregles

Desde hace muchos años escucho una frase que suena casi divertida: “si funciona no lo arregles“. La verdad es que tiene todo el sentido del mundo pensar así, pero también es cierto que si nos conformásemos con las cosas tal y como están no llegaríamos muy lejos.

Siempre que me dicen la dichosa frase, lo primero que me pregunto es “¿quién dice que así funcione de la mejor manera posible?”. A lo mejor no estamos viendo más que una parte pequeña de la realidad y resulta que las cosas podrían funcionar mucho mejor. Conformarse con lo “menos malo”, o con lo “malo conocido” es desde mi punto de vista una actitud condenada al fracaso, mucho más en un mundo en el que aparecen competidores a velocidades nunca antes siquiera imaginadas.

Está claro que no podemos dedicar todas nuestras energías a mejorar procesos y procedimientos cada día con la esperanza de llegar a la excelencia en todo lo que hacemos. Está claro que no podemos dedicar TODA nuestra energía a ello. Pero también es cierto que como no tengamos en mente que todos los días hay que intentar aprender, y mejorar, como mínimo revisando qué es lo que nuestros competidores hacen mejor que nosotros, estamos condenados al fracaso.

En los últimos días ha sido muy sonoro el fracaso de Apple con sus Mapas en IOS6. Es cierto que la aventura era arriesgada, pero también es cierto que no estamos acostumbrados a semejante nivel de chapuza por parte de Apple, que ha tenido incluso que pedir disculpas (gran artículo de Enrique Dans sobre ello) a sus clientes por la baja calidad del producto.

En este caso, Google Maps lleva una enorme ventaja en la comercialización de un servicio equivalente. Hay quien dirá que si funcionaba era mejor dejar las cosas como estaban, con el software de Google dentro de los iphone. A corto plazo, un desastre. A largo plazo probablemente la competencia entre Google y Apple por los servicios de cartografía nos lleve a poder usar mapas y dispositivos con GPS hasta un nivel que no habríamos podido ni soñar.

Yo sigo prefiriendo que todos sigamos intentando arreglar las cosas, aunque ya funcionen.

Lo último que hemos arreglado ha sido un cambio de hosting en www.todotaladros.com, que ha hecho mejorar nuestra velocidad de carga en un 35%, que es mucho, sobre todo cuando pensábamos que no teníamos poblemas de velocidad.

2 pensamientos en “Si funciona no lo arregles

  1. me remonte a mi niñez, recuerdo querer arreglar planchas, licuadoras, grabadoras, celulares que funcionaban, y digo funcionaban por que no les reparaba nada, mas bien atrofie un sin fin de electrodomésticos, (mi madre siempre tubo confianza en que podría repararlos después) sin embargo cultivo mi amor por la tecnología, hoy soy ingeniero en mecatronica, y la pasión por arreglar cosas que funcionan aun persiste, pues claro que se pueden mejorar las cosas, una sonrisa sirve pero si la arreglas cada día mas funciona mejor. 🙂

    Un saludo Alberto Torron.

Deja un comentario