Para emprender no hace falta dinero. ¿Seguro?

A menudo se dice que para arrancar un proyecto empresarial lo menos importante es el dinero. Que si hay una buena idea detrás el dinero se consigue. Es verdad, pero no es toda la verdad.

Se puede recurrir a financiación de múltiples formas. A nosotros la que más nos ha gustado es la de emplear nuestros ahorros y garantizar nosotros mismos la viabilidad del negocio. No hay mejor manera de comprometerse con un proyecto que poner en juego tu propio dinero. Más importante que tu dinero es tu reputación. Se puede ganar o perder dinero, pero empezar con lo poco que uno tiene puede servir (al menos en nuestro caso fue así) para mantener los pies en el suelo mientras vas desarrollando tu proyecto y tu plan de negocio.

Hay quien dice que así no se puede optar a grandes mercados o grandes proyectos. Nosotros creemos que es mejor ir creciendo paso a paso, e ir haciendo el camino a nuestro ritmo. Mantener mucho foco en la solvencia empresarial de nuestro proyecto y apoyar el crecimiento futuro en unos proveedores cada vez más implicados en nuestro crecimiento.

Todo esto tiene un alto coste personal. Llevamos más de dos años reinvirtiendo nuestros ingresos y haciendo que la empresa día tras día se capitalice. Eso facilita el trato con proveedores y al final, hacemos el camino a la inversa de los que se han endeudado para arrancar. Tenemos el volumen necesario para mantenernos y podemos crecer apoyados en nuestros propios fondos y en proveedores que confían en nuestra solvencia empresarial.

No queremos decir que una empresa no deba tener pasivos. Claro que si. Nosotros empezamos con nuestro propio capital y hemos ido ampliando negocios. Por supuesto que recurrimos a financiación externa también para determinadas cuestiones de negocio, especialmente en una de nuestras divisiones. El asunto es que si un proyecto nace “hipotecado” por un plan de negocio y de financiación “optimista”, puede ocurrir fácilmente que sobredimensionemos nuestras expectativas y el proyecto fracase. En un momento de tanta incertidumbre, hemos preferido ser más conservadores, y hasta ahora ha funcionado bien. ¿Podría ir mejor?. Seguro que si. No existe una única receta, pero a nosotros de momento nos funciona bien así.

2 pensamientos en “Para emprender no hace falta dinero. ¿Seguro?

Deja un comentario