Nuestro plan para aumentar el empleo.

Hace unos meses seguí de cerca la evolución de un artículo de Martin Varsavsky sobre cómo se podría salir de la crisis en España aumentando el empleo. Han pasado los meses, y la verdad es que el plan parece mucho más brillante que lo que nuestros políticos han adoptado como políticas para mejorar la competitividad (y supuestamente a largo plazo el empleo). Sobre el plan de Martin Varsavsky -que me parece muy bueno-, yo añadiría un algunas cuestiones.

1. Desde mi punto de vista, existe todo un ecosistema de empresas cuyo plan de negocio en la actual coyuntura es totalmente inviable. Esas empresas no van a poder seguir existiendo porque son pesadas, lentas y además, estaban planteadas para momentos en los que los márgenes eran extraordinariamente elevados. Como quiera que sea, esas empresas están condenadas, y no creo que el plan de Martin pueda ayudar a que se cree nuevo empleo en ellas. La subvención tampoco.

2. El momento actual es terriblemente duro en cuanto a las oportunidades para conseguir financiación para proyectos por las vías tradicionales. Es por ello que -o bien enseñamos a nuestros empresarios otros caminos (fusiones, ampliaciones de capital, etc), o buscamos vías para nuevos proyectos que puedan crear empleo. Es ahí donde yo veo viable el plan de Martin.

3. Existe una bolsa importante de personal cualificado con experiencia, solvencia económica y tiempo en fase de “exclusión” empresarial por vía de prejubilaciones aceleradas (muchos miles de españoles se han acogido a ese modelo en los últimos años). Quizá, agrupando esfuerzo en esos colectivos se podría hacer algo por el empleo.

3.1 Los menores de 30 años, con la tasa de paro rondando el 40% no tienen acceso a financiación. Los mayores de 50 en paro, dificilmente salvo que consiguieran una buena prejubilación (banca, y grandes empresas), y quizá el colectivo donde sería más sencillo encontrar fondos para acometer proyectos sea el de profesionales de cualquier edad con ingresos anuales entre 35k y 100k euros por cuenta ajena. Si a esas personas se les facilitase una vía para crear empleo sin penalizarles demasiado por conseguir nuevos ingresos, probablemente podríamos conseguir un número razonable de emprendedores que agrupados o por separado podrían abordar proyectos que -apoyados en el plan de Martin-  podrían generar algunas decenas de miles de puestos de trabajo en un plazo de tiempo corto.

Muchos de esos profesionales pueden conseguir financiación (tienen un trabajo, unos ingresos estables y -sobre todo aquellos que no tienen una hipoteca brutal-, capacidad para asumir riesgos, incluso en este momento.

Yo creo que es posible, es barato y además facilitaría que de nuevo seamos capaces de dar aire fresco a las pequeñas y medianas empresas, que a fin de cuentas es de lo que se compone actualmente el tejido empresarial español. Crear empleo cualificado, competitivo, y sobre todo, empresas con visión y ambición globales, no “dinosaurios” que creen que no es negocio si no ganas un 50% de margen.

Tengo ejemplos claros. Es mi día a día en las empresas en las que he invertido con mis socios. Nuestros competidores se han estancado pensando que debían ganar un 50% a cada venta. Nosotros somos más ligeros y competimos con ellos siendo más rápidos y baratos. Si no lo hacemos nosotros, vendrán del extranjero a hacerlo. La medicina es amarga, pero la van a tener que tomar de todas maneras.

Deja un comentario