“Los clientes pagan nuestras nóminas, nosotros sólo administramos el dinero”

El otro día visitando a un cliente me encontré con este texto escrito de frente al subir unas escaleras que daban acceso a las oficinas. “Los clientes pagan nuestras nóminas, nosotros sólo administramos el dinero”.

Parece una verdad de perogrullo, pero sobre todo en las empresas más grandes, con negocios que crecen a velocidades altas, parece que lo que paga las facturas -y las nóminas- es la innovación constante, el cambio y el liderazgo empresarial en el lanzamiento constante de nuevas propuestas comerciales. A nosotros nos parece cada vez más claro que no es así. Que todo lo dicho está muy bien, pero que sólo es el cliente el que nos vota, el que con su dinero elige seguir confiando en nosotros, así que probablemente convendría que tuviésemos esta idea fresca cada día. Son ellos, los que nos eligen, los que dan sentido a todo lo demás.

images

Hace años tuve un jefe que me decía siempre lo mismo: “Alberto, deja de soñar, háblame de plazos y pasta“. Hoy entiendo bien a qué se refería. Todo está muy bien mientras no hace falta que cuadre en plazos y en presupuestos. Lo que tengo más claro que nunca es que lo primero, lo que viene incluso antes que los plazos y la pasta es la confianza de nuestros clientes.

Deja un comentario