Incrementar el ingreso medio por venta para hacer sostenible el negocio

Desde que iniciamos nuestra actividad, hemos tenido siempre una idea clara: en términos de negocio cuesta el mismo esfuerzo vender un paquete de 20€ que uno de 1000€, así que no parece descabellado que teniendo pocos recursos nos centremos en vender productos de mayor valor medio. Puede que el margen sea menor en términos porcentuales (que seguramente lo es), pero lo cierto es que a la hora de llegar a una cifra de negocios, es mucho más sencillo para nosotros hacer 2.000 transacciones que 10.000 en un año.

Los problemas son parecidos, pero el volumen es relevante: obliga a tener más stock o una logística más rápida. Obliga a hacer muchas más facturas,  a sufrir muchas más incidencias con la logística (aunque hasta el momento Seur nos trata de maravilla), y sobre todo, obliga a tratar con muchos más clientes. Más correo, más teléfono, y mucho más tiempo dedicado al asesoramiento.

No descartamos -ni mucho menos- crecer en ambas direcciones, pero para poder crecer en volumen, necesitamos llegar a un mínimo de facturación que permita ir montando una estructura empresarial capaz de volcarse tornillos y tuercas, no sólo en taladros.

Es por eso que tenemos tan presente cuánto debe ser el ingreso medio de un pedido, y si lo vamos a manipular nosotros, manteniendo stock o no.

De momento, nuestro objetivo para 2014 es llegar a vender algo más de 360.000 euros exclusivamente online. Un 65% de esa cifra serán ventas de productos de los que mantenemos stock y un 35% serán ventas atendidas directamente por un mayorista.

Deja un comentario