Cómo poner en marcha grandes ideas mientras mantienes en marcha tu negocio

Hay diferentes formas de afrontar cualquier problema empresarial. Una de las decisiones más complicadas que hay que tomar cuando tienes un negocio en marcha es cómo evolucionarlo. ¿Hacemos un big bang y aparecemos con un producto o servicio completamente nuevo, como cuando aparece una versión nueva de un sistema operativo de Microsoft o Apple, o nos dedicamos sin demora a evolucionar, corregir, parchear y replantear todos los fallos de lo que está en marcha? -como también hacen ambas empresas.

La respuesta nunca es trivial. Normalmente no hay tiempo para parar la evolución de nuestra oferta hasta que todo está listo, así que los caminos suelen ser intermedios. Se definen pasos críticos que precisan cambios mayores, y se intenta arreglar todo lo que sea posible sobre la marcha, afectando lo mínimo imprescindible a la actividad. Eso es lo que se llaman metodologías ágiles. Se establecen reuniones frecuentes, desarrollos y correcciones constantes y se intenta minimizar los inconvenientes de cualquier evolución de nuestra oferta.

Se trata de un camino en el que normalmente tienen un papel crítico las empresas externas, que desembarcan con equipos de alto rendimiento a identificar las áreas de mejora, priorizar la corrección de los problemas más críticos, y habitualmente sirven para que todo el equipo de trabajo mantenga la calma sabiendo que un tercero es el responsable de recopilar, ordenar y procesar las tareas que van surgiendo de cada iteración.

La mejor manera que he encontrado de explicar cómo funcionan estos servicios de consultoría es este anuncio:

No creo que estas metodologías ágiles sean la mejor forma de proceder para cualquier negocio, no son un comodín que encaje en cualquier situación, pero cuando una empresa va teniendo un cierto tamaño, es verdad que si no se ejecutan así los proyectos, simplemente no se llegan a terminar jamás. Existen daños colaterales, pero probablemente sean mucho más baratos que hacer las cosas de otra forma.

Deja un comentario