Cambia antes de que tengas que hacerlo

Ayer asistí a una jornada francamente interesante de formación en The Mill (StepOne Madrid). De la mano de Juan Freire. En la clase, revisamos durante aproximadamente tres horas la metodología de Design Thinking aplicada a la innovación y al desarrollo de prototipos.

change aheadEl formato era francamente atractivo. Un grupo reducido, un tema muy específico y un concepto de microformación, en un ámbito tan especializado que fuese capaz de atraer a personas motivadas para ello, con intereses comunes a pesar de las distintas procedencias de cada uno, y sobre todo, con ganas de aprender y de conversar sobre cómo aplicar esas metodologías en las distintas realidades de negocio de cada uno.

Particularmente, me gustó mucho una parte del enfoque de la clase en la que Juan explicaba los puntos débiles de la aplicación del método de Design Thinking. Puntos flacos que no son un problema por si mismos, sino una indicación de que no existen recetas mágicas aplicables a los negocios o a los procesos de negocio.

Que el sistema tenga inconvenientes no lo invalida, pero sí es verdad que es deseable que antes de meter los dos pies en el río, midamos la profundidad. Ese es seguramente el punto más fuerte del Design Thinking, la necesidad de mirar nuestros procesos desde otros puntos de vista para plantear alternativas y prototipos que nos permitan avanzar.

Una de las frases que más me gustó, y que en nuestra empresa aplicamos sistemáticamente es “cambia antes de que tengas que hacerlo“. Es verdad que si sólamente cambiamos nuestra forma de trabajar cuando no queda más remedio, los costes se disparan, y probablemente las prisas hagan que no enfoquemos correctamente el proceso de cambio o la transformación que nuestra empresa necesita.

Las referencias a los mercados de tecnología y software, Operadoras de Telecomunicaciones, fabricantes de dispositivos (Apple, Nokia) y los ejemplos y contra ejemplos de los distintos ciclos de vida de los productos que conocemos bien (terminales, servicios de comuniaciones, SMS, WhatsApp, etc), hicieron que la clase resultase amena y asequible incluso para los que estábamos menos familiarizados con la materia.

Nuestra intención y nuestro compromiso es mantenernos como una empresa en constante crisis, para no dar por bueno lo que ya está ocurriendo y seguir alerta ante los cambios del mercado y los competidores.

Un tiempo bien aprovechado. Muchas gracias, Juan.

Un pensamiento en “Cambia antes de que tengas que hacerlo

  1. Francamente interesante, me habría gustado presenciar la charla, aunque lo que cuentas en tu resumen, es suficiente para despertar mentes.

Deja un comentario