A veces hay que dejar de pagar publicidad y volver al origen

A veces hay que frenar, para pensar en lo que se está haciendo bien y lo que hacemos mal, y conviene poner a cero el gasto de publicidad para ver qué impacto tiene la publicidad en nuestra cuenta de resultados y así poder actuar ajustando los costes.

En ocasiones nos encontramos con que en nuestro negocio online el que gana siempre es google, que se lleva su margen por los anuncios, mientras que nosotros seguimos en una espiral de crecimiento para cumplir un plan de negocio que no siempre es realista y que nos impone que sólo ganen ellos SIEMPRE. Yo sólo ingreso cuando vendo, no por estar poniendo anuncios.

Como nuestro negocio es la venta, no la publicidad, hemos decidido hacer un par de experimentos y medir exactamente hasta qué punto compensa o no lo que gastamos en publicidad. Hoy en día es sorprendente  ver que www.jardinprofesional.com consigue visitas y ventas a un ritmo francamente bueno con una inversión publicitaria realmente baja, mientras que otras de nuestras tiendas tienen un coste de operación (y venta) mucho más alto debido al impacto de los costes publicitarios.

Creeemos que no se trata de volverse loco. No necesitamos visitantes, sino ventas. Hay que ajustar costes, márgenes y hacer ofertas atractivas. No buscamos tener miles de visitas (aunque es mejor tenerlas que no tenerlas), sino que entendemos la importancia de que quien nos visite encuentre una oferta adecuada a lo que busca. Esperamos que esta vuelta al origen sea muy positiva. Mucho más que una gran campaña de publicidad.

En el otro extremo de este mismo caso, tengo un amigo que tiene un portal que recibe más de 400k visitas al mes y tiene enormes problemas de conversión, con lo que apenas sostiene sus costes con los ingresos de publicidad (adsense), mientras que nunca paga publicidad.

El resumen es: volvamos al origen. El comercio electrónico es eso, comercio, y el comercio consiste en intercambiar bienes, no visitas.

Deja un comentario